Carbayon

José de Blas encargó al maestro de obrador José Gutiérrez un pastel especial que representara a Oviedo en la 1ª  Feria Internacional de Muestras de Gijón en 1924, por eso se le bautizó con el gentilicio popular de los ovetenses. Los carbayones, que llegaron a ser patrimonio de toda la repostería asturiana, son exquisitos pasteles de almendra y yema con una base de hojaldre y bañados en azúcar.